in

Jasmine Jae es una adicta al sexo

No es ningún secreto que la infatigable pornostar británica es una ninfomana de manual que ha ido rompiendo pollas por todos los rincones de la industria de adultos. Una llamativa actitud sexual que hace poco obtuvo su recompensa al protagonizar un showcase diseñado a su medida bajo las órdenes del estudio Harmony Films: «Jasmine Jae: Sex Addict«. La película, dirigida por la lituanesa y también starlette coprotagonista Tina Kay, está repleta de escenas sexuales de alto nivel (DP, lésbicos anales…) y es una oda a esta reina del porno inglés que durante 8 años nos ha embriagado con su potente físico, a medias entre las pesas de gimnasio y los retoques a punta de bisturí. Nada que su contundente dominio anal —demostrado con creces en «Jasmine Jae: No Holes Barred«— no pueda afrontar, y menos todavía sabiendo que tiene la inestimable ayuda sexual de la mejor actriz extranjera según los XBIZ 2020.