in

Jordan Maxx prepara un inminente asalto a los cielos

No hay marcha atrás. La que bautizamos en su momento como una copia genética de Blake Blossom, la nueva estrella del porno Jordan Maxx (34 años), está más que preparada para ejecutar un asalto a los cielos pornográficos. Hace pocos días esta admiradora incondicional de zapatillas de baloncesto —según los foros de Adult DVD Talk su nombre artístico se lo puso por dos modelos de deportivas «Air» (Jordan y Max)— se dirigió al set de Nympho para poner a prueba su húmeda y acogedora vagina. Un recibimiento por todo lo alto donde la bomba rubia de tetas naturales hace alarde de sus impulsos más sucios, los que marcarán la pauta de su trayectoria. Habrá que seguirla de cerca.