Kali Roses, un nombre tatuado en los muslos

Hace escasos días Kali Roses grabó su primer encuentro con el estudio POVD, una compañía donde hacen gala de la perspectiva en 1ª persona y en cuyo nombre de marca han querido reflejarse. En esta colaboración laboral se ha puesto sobre la palestra las malas decisiones de las starlets a la hora de entintarse corporalmente, puesto que en un momento dado los tatuajes en la parte posterior de sus muslos acaparaban todo el protagonismo bajo el personal plano del POV. Ni su innegable capacidad para conectar con el espectador, ni sus curvas cada vez más trabajadas han podido evitar que sus entintado nombre artístico frente a la cámara tuviera más notoriedad que la misma portadora. Ciertamente eso de escribirse su nombre de guerra en la cara trasera de sus piernas fue algo torpe que seguro que la limita profesionalmente en algún momento.


Más porno relacionado: