in

Kira Perez, una puertorriqueña trabajando en USA

No me preguntéis el motivo de las pocas pornostars puertorriqueñas que han triunfado en Norteamerica si no contamos con el descubrimiento estelar de Desiree Dulce, pero si las comparamos con chicas de otras nacionalidades como colombianas es preocupante el número a la baja. Parece que su modus operandi es grabar escenas a mucha velocidad en un plazo de tiempo muy breve, a modo relámpago, teniendo sus genitales al rojo vivo para no romper la marcha. La última de la fila es Kira Perez, una exótica mulata con tintes afros y llamativo cabello rizado que a juzgar por sus recientes trabajos será una de esas estrellas fugaces sudamericanas que graba unas pocos vídeos intermitentes terminando por desaparecer de ese porno yanki con sabor racista estilo furgoneta del amor «BangBus» o criada latina que se puede chantajear sexualmente «My Dirty Maid».