KittyJaguar, el ano tatuado que engulle todo a su paso

Cuando pensamos en masturbación a la mente nos viene la imagen de una pornostar espatarrada introduciéndose cualquier cachivache sexual como forma de autoprocurarse ese placer que los hombres le niegan, ya sea por falta de belleza (ningún tío la toca ni con un palo) o porque ninguno da la talla. Un prejuicio muy extendido es creer que el protagonista en las sesiones masturbatorias es un dilatado coño, pero los recovecos más oscuros de PornHub y la camgirl KittyJaguar nos han demostrado que el ano también puede ser fuente de placer. En concreto el ojete de, como demos dicho, KittyJaguar, una aficionada que tienen como eje de acción filmográfico su tatuado ano en el que la tinta rubrica la famosa frase en inglés “Nasty Bitch” cuya traducción viene a decir sucia zorra.






Más porno relacionado