in

El fisting extremo de Leah Winters

Los casi 1,80 m que mide Leah Winters no solo le sirven para tener una estética de modelo de alta pasarela como plasmó con su primer anal descubriendo al público que su tez blanquecina y su gracilidad sexual eran un auténtico Bocatto di Cardinale en la industria de adultos. También utiliza cada centímetro de su alargada y estilizada silueta para convertirse en la muñeca sexual de Bryan Gozzling por un día completo en Hookup Hotshot. Parece que su alta figura imprime cierto placer cuando la vemos someterse voluntariamente a las inclemencias sexuales del conocido portal, en este caso una excelente escena de fisting/squirting donde el musculoso brazo tatuado del actor se meterá en lo más profundo de las entrañas de la espigada de Portland para sacar cubos de lubricante femenino natural.