in

Leana Lovings y su frágil apariencia a las órdenes de Hard X

El tiempo vuela y el volumen Nº 15 de la serie «Super Cute» de Hard X ya ha salido al mercado pornográfico con otra ristra de starlettes de apariencia insultantemente juvenil. Y es que el conocido monográfico de la cineasta llamada Mason es una oda a actrices aniñadas que nos evocan, inmoralmente, a la lolita de la novela de Nabokov. En esta última edición, Leana Lovings tendrá la responsabilidad de cumplir con las clausulas especiales que la obligan a proyectar una imagen tierna e inocente, pero de esas que encierra en su interior una destreza sexual innata. Ya sabéis, la pervertida dicotomía visual que solo las jovencitas con la piruleta en la boca y morbosas gafas de colegiala pueden interpretar con aplomo.