in

El último as de la manga de la pequeña Lola Fae

La diminuta Lola Fae lo ha intentado de todas las maneras posibles para convertirse en una estrella. Se entregó con vehemencia a los extremismos sexuales de Letal Porno, un sacrificio para sus dos prietos agujeros del que consiguió salir indemne a pesar de aquella brutal experiencia grupal con triple penetración incluida. El año pasado, gracias a sus entrañas de acero y energía infinita concentrada en 1,50 m, usó el comodín de las starlets desesperadas y se entregó voluntaria a las prácticas sexuales de la salvaje productora Her Limit, su última esperanza para no fracasar. De esta manera se ha sumado al catálogo de perversiones de la casa enfundándose de nuevo el conocido disfraz de gatita en celo con el que debutó en la industria de adultos en Exxxtra Small allá por el año 2017.