in ,

Luxury Girl y la mirada felatoria de la camgirl amateur

La única vez que nombramos a la desvergonzada camgirl Luxury Girl fue para anunciar a bombo y platillo su debut en la productora Brazzers. Sin embargo, nos olvidamos por completo de destacar el particular estilo artístico que imprime a sus grabaciones caseras, esas que sube y monetiza en su canal de PornHub, Onlyfans, ManyVids y derivados. Y es que el innegable talento oral de esta neoyorkina ha copado los primeros puestos en el ranking de Model Hub (actualmente está en el puesto Nº 41) con el uso de una vieja e infalible técnica muy conocida en JaqueMateAteos: la mirada felatoria.

La pija de la Gran Manzana es una digna discípula de Heather Harmon y competidora directa de la garganta de Shaiden Rogue (aunque Luxury es más de utilizar labios y lengua) que se ha convertido en una experta felatriz que pone todo su empeño en las miradas cómplices. Sabe que el contacto visual es la parte más importante de la mamada, incluso más que procurar no tocar con los dientes un pene erecto y destrozarlo con roces indeseados.

Es algo en la que Kristina Sweet, su nombre real, ha alcanzado tal grado de maestría que apenas pestañea mientras su lengua recorre tu glande. Sabe que el estímulo visual es el afrodisiaco más efectivo para llegar al éxtasis de la mamada, o lo que es lo mismo, la corrida en la boca. Fijaos como la webcamer consigue excitar a los usuarios con su depurada técnica oral. La chupa «de lujo» (un saludo a Forocoches, vosotros ya me entendéis), alternando la mirada entre tus ojos y el cipote, con suculentos añadidos eróticos como gemidos, movimientos rítmicos en su boca, sonrisas descaradas y comentarios cachondos.