in

Macarena Lewis, una conejilla ninfomaníaca barcelonesa entregada al sexo filmado

A Macarena Lewis no se le sube a la cabeza haber trabajado con productoras de la talla de Teenfidelity, Bangbros, Fakings, Legal Porno, First Anal Quest, Premium Bukkake, Mmm 100 y Team Skeet. Ella sigue siendo aquella chiquilla de 20 años que salió de su natal Sant Cugat del Vallès para enfrentarse en 2020, con el carné de identidad entre los dientes, a la dura vida profesional del porno español, cual David contra Goliat. Su dentadura de conejilla ninfomaníaca, rostro vivaracho y cabello tintado de color rojo han llamado poderosamente la atención en algunos rincones de este negocio e incluso ha tenido la suerte de catar a Jesús Reyes, uno de los pocos actores afrohispanos que han triunfado en el mercado internacional.

Por el momento, desconocemos quién ha sido su mentor o padrino, aunque Robin Reid parece que le ha enseñado cuatro truquitos, pero si se animó a participar en un infame bukkake de Torbe con su ejército de «sidosos» amateurs —suponemos que todos tienen los análisis de sangre en regla— es que el sexo fluye por sus venas y que tiene vocación de pornostar.