in

Maci Maguire es una cougar de manual

Después de que ilustres señoritas como Christy Mack o Bella Bellz irrumpieran en la industria del porno americano, el estereotipo de pornostar repleta de tatuajes (con look heavy incluido) creó una tendencia estética la mar de interesante. Una corriente a la que se han ido sumando pornostars de todos las formas y edades, incluso maduritas que han aprovechado este tirón artístico de los entintados para presentarse a las puertas del negocio del sexo filmado. Una de ellas fue la californiana Maci Maguire (40 años), que a mediados de la década pasada irrumpió en la productora Naughty America dejando claro que era una mujer maltratada por la edad y con una vida intensa a sus espaldas. Una experiencia vital que le otorgaba el superpoder de ser una cougar de manual, ya que podía plasmar en cada gesto y mueca un morbo infinito.