in

La fertilidad interracial de Maitland Ward

Si analizamos detenidamente el debut interracial de Maitland Ward en Blacked entenderemos porque la fracasada actriz de cine convencional alimenta sus fantasías sexuales con los mejores sementales negros. Parece que los explosivos orgasmos que le proporcionó el actor afroamericano Jason Luv tienen buena parte de la culpa de haberse vuelto adicta a las pollas negras. Una dependencia que cuando es saciada su cuerpo parece cobrar vida y se vuelve en fuego sexual. No es la primera vez que comentamos su impulsividad interracial, y tampoco será la última viendo que recientemente la franquicia Blacked ha vuelto a contratar sus servicios para interpretar a una casada desatendida que quiere quedarse embarazada al precio que sea.