in

Mandy Muse ficha por la parada del culo

Algunas veces Dios se hace la picha un lío con la genética y otorga rasgos afros a chicas pálidas. Es lo que le ha sucedido a Mandy Muse con su hiperbólico culo, un trasero rollizo repleto de pliegues y la suficiente carne como para llamar la atención de los realizadores de Ass Parade, uno de los reinos de BangBros donde solo echan el guante a posaderas de morfología perfecta. Se puede decir que la pornostar es toda una PAWG (Phat Ass White Girls), con una incombustible energía en su tren inferior que le permite calzarse cefalópodos del estilo de James Jagger, el nuevo actor negro de moda en el porno interracial gracias a sus muchos centímetros en la entrepierna. Mención especial a su capacidad anal para retener en su colon a este novato mandingo.