in

La prueba gonzo definitiva de Manuel Ferrara y Megan Rain

La invitada de hoy a la casa de Manuel Ferrara es la guapísima Megan Rain y aunque no es la única ocasión en la que se han visto las caras, si es la primera vez que han tenido un encuentro íntimo en el género del porno gonzo. Una escena rodada íntegramente en casa del realizador francés, rodada con la cámara de su mujer Kayden Kross —la buenorra pornostar que se pasó a la dirección de las escenas de Greg Lansky—, que aporta ese toque sutil que la caracteriza en todas sus intervenciones. Alejado de la frialdad de planos estáticos y puntos de vista lejanos, el semental galo se folla a Megan con una intensidad casi enfermiza fruto de una enfermedad mental. La autenticidad del polvo se palpa en el ambiente y el franchute vuelca sus obsesiones (otra vez más) con el ano de la starlet.