in

Las mejores pornostars musculosas: actrices culturistas en el porno

Desde hace varios años las starlets del porno americano ha sucumbido a una nueva tendencia que consiste en muscular sus cuerpos hasta bordear la línea de la feminidad. La moda de los cuerpos fitness atléticos y definidos está más viva que nunca y todo parece indicar que le queda vida para rato. No obstante, mientras estas pornostars no crucen esta sutil línea hacia derroteros musculosos sus cuerpos están en plena forma para el sexo filmado. El problema es cuando caen presas de los ciclos de anabolizantes y parecen más culturistas de competición que actrices del cine de adultos.

  1. Jewels Jade
  2. Diamond Jackson
  3. Devon Michaels
  4. Nessa Devil
  5. Esperanza Gomez
  6. Aspen Rae
  7. Karyn Bayres
  8. Angela Salvagno
  9. Samantha Kelly
  10. Goddess Rapture
  11. Lisa Cross
  12. Yvette Bova
  13. Brandi Mae

A los que nos gustan las formas más genuinamente femeninas nos resulta este aspecto algo chocante, pues resta atractivo sexual ver en pantalla a una mujer con más músculos que tú mismo. Como que corta el rollo. En cualquier caso, este tipo de porno de mujeres musculosas entraría de lleno en la categoría de porno bizarro, por lo extraño que es ver a una mujer con unos brazos de oso más grandes que sus partenaires masculinos.

Por desgracia, este fenómeno dismórfico está en alza y no son pocas las actrices que cambian las pollas por los hierros del gimnasio. Como todo movimiento estético, este contracultura de la belleza normativa tiene sus arcángeles y mártires que van a luchar a la guerra pornográfica. Incluso algunas se retiraron del negocio para dedicarse por completo al fisicoculturismo. Para que luego digan que hacer pesas no engancha.

Jewels Jade

Posiblemente Jewels Jade sea el mejor exponente de pornostars que ha sabido combinar la sensualidad en un cuerpo musculado en sus justa medida. Una de las mejores MILFs de principios del 2000 gracias a que su entrenamiento fitness esculpió un cuerpo atlético en proporciones extraordinarias. Sin pasarse, aunque sus dos tetas siliconadas cantan a la legua.

Diamond Jackson

El pack intimidante de la afroamericana Diamond Jackson se basa en combinar una cara conservada a base de cremas caras con un físico definido y dado a la cirugía estética. El resultado es un cuerpazo tan potente y perfecto que puede permitirse competir cara a cara con jovencitas, aunque ya supere la cuarentena. Una pantera negra de sexualidad agresiva y seguridad aplastante forjada en largas sesiones de gimnasio.

Devon Michaels

Devon Michaels fue una de las primeras alumnas aventajadas en esto de exhibir cuerpos fibrosos. Adelantada a su tiempo y puede que demasiado musculosa para muchos pornófilos, pero con una ninfomanía incontenible que equiparaba las fuerzas. Sus facciones de bestia andrógina no podían esconder el gen ninfomaníaco y en cada una de sus escenas se merendaba a sus partenaires. Una devota de su anatomía que no renunció del todo a su sexualidad femenina.

Nessa Devil

Actualmente, en el mundo del fitness se hace llamar Nicola Begaltsis, pero cuando transitaba las agitadas aguas del porno europeo era conocida como Nessa Devil, aquella señorita que nos llamaba poderosamente la atención por su fascinante fisiología femenina. La longitud de su torso definido con sus dos pechos operados de forma virtuosa y un trasero esbelto y carnoso era una aparición mariana por la belleza que desprendía.

Esperanza Gomez

No podía faltar en esta lista de mejores pornostars musculosas la colombiana Esperanza Gomez. Y es que la diosa latina de sexualidad incandescente tenía el clítoris hiperdesarrollado por haber abusado de esteroides anabolizantes durante sus años de juventud. Puede que sea la starlet Belalcázar sea una de las menos musculada de este pequeño decálogo, pero sus muslos y glúteos cincelados en máquinas de pesas son una pasada de admirar. Iincreíble lo que pueden conseguir un par de mancuernas en el físico de una mujer.

Aspen Rae

La californiana Aspen Rae trabajó durante un lustro (2012-2017) en la industria de adultos lésbica combinándolo con su pasión por construirse músculos propios. Un camino en el que se forjó un cuerpo fibroso impresionante, bastante alejado de la belleza delicada de sus inicios, cuando era una respetada camgirl que recibía propinas de sus fans. Una metamorfosis física impecable que no afectó a sus bonitos rasgos faciales (los esteroides hacen estragos en la cara de las mujeres) que terminó por coronarla como una de las forzudas de la industria más bellas.

Karyn Bayres

El poderoso físico de Karyn Bayres es un rasgo más de su personalidad. Esta argentina de 41 años tiene un cuerpo construido con acero de barcos por ejercitar sus músculos desde su juventud. De hecho es una culturista profesional aficionada al boxeo que se gana la vida compaginando su hobby con la profesión del sexo filmado. Gracias a ello presenta un estado de forma inmejorable que la ha llevado a follarse a grandes como Nacho Vida, quedando el actor valenciano fascinado al sentir como era brutalmente embestido por esta señorita que le superaba en masa muscular. La inversión de papeles definitiva.

Angela Salvagno

La californiana Ángela Salvagno (45 años), apodada cariñosamente como Hulk, está hecha para follar con el actor Dwayne Johnson. En términos de musculatura, es una de las pornostars más impresionantes. Se hizo profesional de la IFBB al ganar los campeonatos amateurs de EE. UU en 2009. Y fue en el ocaso de su carrera culturista, a partir de 2017, cuando se convirtió en la culturista pornstar más productiva. Le encanta utilizar el cinturón strap-on, humillar a cornudos y las sesiones de dominación lesbianas.

Samantha Kelly

Con sus 1100 centímetros cúbicos de líquido fisiológico metido en sus pechos, Samantha es una chica de portada de multitud de revistas de fitness que todo amante de las actrices culturistas debería probar una vez en su vida antes de poder morir en paz. La nativa de Portland comenzó a hacerlo sexo filmado en 2016 a través de vídeos en solitario que distribuye en su sitio web personal. 

Goddess Rapture

A sus 36 años, Rapture es una auténtica dominatrix que disfruta sometiendo con fuerza a hombres por el mero placer de ver como los domina en el plano físico. Una asidua en vídeos de lucha libre como los filmados por la productora Evolved Fight, el sitio de entresijos del Wrestling erótico, donde se luce con patadas y estrangulamiento de tijeras. También es una gran fanática del funatari y le gusta jugar con un consolador enorme y fingir que es su polla.

Lisa Cross

Campeona de culturismo del Reino Unido en 2010, la nativa de Manchester Lisa Cross (43 años) es dura como una piedra. Junto a Angela Salvagno, es una de las pocas pornostars musculosas que es más fuerte que los propios hombres, como lo demuestran sus pechos, que incluso habiendo sido agrandados con silicona, han sido absorbidos por sus pectorales fibrados. Sus músculos los usa para someter todo lo que es homínido y cuando se posa sobre sus víctimas le encanta frotar su clítoris hiperdesarrollado sobre sus bocas como signo de superioridad.

Yvette Bova

Durante sus 13 años sirviendo en las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos, la afroamericana Yvette Bova se convirtió en una multicampeona del culturismo militar. En 2005 comenzó a producir sus películas pornográficas y estuvo trabajando a las órdenes de estudios de baja estofa como Land of the Amazons o Sure Shot. A los 59 años, todavía se conserva lo suficientemente bien para rodar sexo en la categoría MILF.

Brandi Mae

Si existe una de estas modelos de fintess y correligionarias del culturismo que deba ser considerada una verdadera estrella porno, esa es sin duda Brandi Mae. Una de las poquísimas excepciones de pornostar musculosa que apenas se le nota el uso excesivo de esteroides. La tejano debutó en 2009 y a día de hoy todavía está activa. Ha trabajado para productoras las Kink, Pornstar Platinum, Aziani o Femdom Empire durante un total de sesenta escenas, sin contar las realizadas para sus propios canales amateurs. Actualmente, a los 39, se la ve mucho por los combates pornográficos de lucha libre de Evolved Fights practicando el facesitting. La práctica en la que una mujer se sienta triunfalmente sobre las cabezas de sus oponentes.