in

Nala Brooks, novia de alquiler por una noche

Las inmorales propuestas económicas de Tonight’s Girlfriend han sido la escenografía que ha escogido la recién llegada Nala Brooks (23 años) para comenzar su periplo pornográfico. De este modo, la atlética pelirroja de naturales pechos lechosos se ha puesto a interpretar a una prostituta de lujo que acepta una transacción comercial para ponerse a interpretar el rol de la escort y el cliente en un soez y sucio motel de carretera. En esta ocasión, su inquietante sonrisa pasa a un segundo plano, dando lugar a una personalidad más sosegada, menos fresca que en su debut, y más alejada de los primitivos impulsos que nos hizo sentir en su casting de Net Video Girl. Esperemos que su característico rostro sicalíptico —fácilmente reconocido por su peculiar sonrisa picarona que oculta maravillosamente bien su espíritu travieso— no se eche a perder.