in

Nala Brooks propaga su fenotipo rojizo por Blacked Raw

Cuando descubrimos el desmesurado potencial estético de Nala Brooks ya avisamos que la starlet se convertiría rápidamente en un caramelito muy dulce para muchos estudios sin escrúpulos. Así que el estreno pornográfico de la pelirroja más famosa de Arkansas en Blacked Raw no es ninguna sorpresa sabiendo de antemano que la productora busca desesperadamente talento de piel blancuzca y cabello llameante. Y es que la starlet pálida encaja como anillo al dedo en las propuestas interraciales, convirtiéndose en una especie de gallina de los huevos de oro gracias a sus numerosos distintivos físicos: unas impolutas tetas blanquecinas, un mareante cuerpo natural diseñado para el pecado, y una de esas llamativas dentaduras imperfectas que cuando se abre la boca boca delatan una pícara curiosidad sexual.