in

Natalie Porkman empalada por la superpolla de John Long

Es curiosa la costumbre de poner nombres artísticos a las pornostars que están basados en el parecido que tienen con las famosas del cine de Hollywood. En este caso Natalie Porkman es el pseudónimo chistoso por el asombroso parecido que tiene con Natalie Portman, la famosa actriz norteamericana de ascendencia judía. Pero no estamos aquí para hablar de su semejanza, aunque su pelo corto y rostro juguetón de picarona son puntos que juegan a su favor, sino para narrar la magna hazaña de esta debutante de 2019 que hace pocas semanas protagonizó un titánico encuentro interracial con un negroide que tiene un misil intercontinental entre las piernas. Nos referimos a la superpolla negra de John Long, alias Brickzilla, una de las más largas y gordas del porno que podría quitarle el puesto del ranking al mismísimo actor Dredd.

Su debut en la web See Him Fuck da una muestra de como su curvilíneo y masivo pene de 33 centímetros (es lo que pone en su ficha) se adentra en las profundidades vaginales de Natalie, que se ha descubierto como un auténtico agujero negro, nunca mejor dicho. No negaremos que la starlet las pasó canutas siendo penetra vehemente con este gigantesco asunto (más todavía sabiendo que parte de la sesión se la pasó relamiendo su ano y sus pies), pero teniendo en cuenta que ya había pasado previmente por Jules Jordan y había sido abierta como un pistacho por Jax Slayher ya tendría experiencia de sobra.

El primer interracial de Natalie Porkman