in

Natasha Nice pasa un verano ajetreado con Mandingo

La época estival es la más escueta en escenas porno de todo el año para la mayoría de starlets, pero Natasha Nice no es una cualquiera y en este sentido ha desplegado sus encantos mientras las demás estaban de farra. La rotundidad curvilínea de la francesa es el claro ejemplo de espíritu de superación tras la vuelta al ruedo pornográfico. Su ritmo de trabajo se ha multiplicado en estos meses calurosos y ha sido especialmente prolífica en estudios de renombre como BangBros, donde ha rodado un espectacular interracial con el monstruo del momento, el afrosemental Mandingo. Es ahora recién cumplidos los 30 años y habiendo adquirido un grado en veteranía cuando sus rimbombantes senos naturales están mejor que nunca protagonizando vídeos desde todos las categorías del negocio.