in

Nyna Ferragni, una chica amateur llegada de Italia

El apellido italiano de la webcamer Nyna Ferragni nos evoca equivocadamente a una de las marcas de coches deportivos más lujosas del mundo (Ferrari, que no Ferragni, malditos ignorantes), pero eso sí, su cuerpo voluptuoso y actitud impúdica nos dejan bien claro que su sitio es uno de los principales canales de PornHub. Estamos ante una italiana de 23 años que da rienda suelta a su vida sexual —folla como una conejilla— grabando material amateur autónomo. De hecho, está afiliada al programa de ModelHub y en su descripción biográfica ha puesto que el secreto de su rotundo éxito es compartir sus fantasías con su público y disfrutar del sexo en todas sus vertientes.

Y algo de razón tiene cuando hemos comprobado que en su videoteca de más de 100 escenas encontramos intensos momentos que van desde temblorosos orgasmos anales hasta folladas apasionadas bajo la luz de las velas. Todo un viaje de autodescubrimiento sexual en el que exhibe sus zonas erógenas al mundo entero. Puede que le falten tablas a la chica y que en algunos momentos de los vídeos su ejecución sea pésima, pero es el precio que hay que pagar por filmar sexo desde la comodidad de tu casa.