in

El carisma glamuroso de Olive Glass

El apabullante magnetismo de la pornostar Olive Glass (30 años) supuso en 2013 un potente flechazo directo a nuestro corazón (y también nuestra entrepierna) que todavía perdura en nuestros recuerdos. La carismática actriz estadounidense poseía una feminidad tan abrumadora que resultaba imposible de batir para sus competidoras más directas. Pero sobre todo, su punto fuerte por el que fue reconocida es hacer gala de una sensualidad tan desbordante que poseía una fuerza desgarradora para acompañar escenas de bondage y glamour. Por algo ganó el premio «Sultry Conqueror of Fears» —algo así como una sensual conquistador de los miedos— en los Spank Bank Awards 2020. En Erotica X saben muy bien que, aunque no sea la más atractiva, ni tenga el mejor físico, es el ejemplo de que el todo es más que la suma de las partes.

Y es que la conocida morenaza de mirada penetrante era una verdadera máquina en el oficio cuyo despliegue sexual, combinado con su cuerpazo natural y fuerte personalidad, hacía las delicias de los feligreses del nicho.