in

Las parodias porno de Donald Trump y Barack Obama

En Estados Unidos juegan en otra liga cuando se trata de boicotear las elecciones presidenciales. Razón de porque la industria del porno sabe plasmar a la perfección las sucias jugarretas que se hacen los candidatos a la Casa Blanca. No son pocas las películas pornográficas de estilo bizarro y sarcástico que son sacadas de las mentes de guionistas. Incluso algunas cintas rozan lo delictivo, como por ejemplo aquella en donde un vengativo Barack Obama decide usar al servicio secreto para convertir a su contrincante republicano Donald Trump en un cornudo complaciente. Así como lo oís.

El afroamericano expresidente se folla a la mujer de Trump, Melania Trump, mientras que éste es amordazado y atado a una silla por varios agentes presidenciales. ¿El motivo? Qué se convierta en un cornudo obligado al ver como se follan a su esposa sin poder hacer nada. Ahora va a conocer de primera mano el poder negro de Obama y el secreto que guarda en la entrepierna.

Ya sabemos cómo es Donald Trump con las mujeres. Si fuera español sería un putero nato, pero debido a su estatus y posición allí solo contrata a escorts de lujo para que se la chupen en el despacho oval. Su mujer debe llevar orgullosa una buena cornamenta, aunque teniendo la fama que tiene de cazafortunas con su vagina, no creo que le importe mucho sus infidelidades.

La película porno ha sido producida por Hustler y el actor encargado de dar vida al denostado por los medios y actual presidente de América es Evan Stone, un habitual en la imitación de personajes célebres.

Parodia porno Donald Trump