in

Pristine Edge, la madrastra que no puede escapar de su propio rol

El regreso agridulce de Pristine Edge (34 años) al ruedo pornográfico nos ha dejado cierto mal sabor de boca después de averiguar que se mantiene en sus trece respecto a su política de filmar sexo anal. Es decir, ha cerrado con llave su esfínter y no piensa cambiar de opinión. Una decepción que la provocativa rubia de Misuri no esté lista para llevar a otro nivel su carrera adulta. Aunque echando una ojeada a su breve historial en prospecciones rectales a lo gonzo (se dejó sodomizar su culo respingón en BamVisions por primera vez) ya se intuía que iba a seguir manteniendo clausurada su estrecha cueva del amor. Al menos siempre nos quedará esa imagen de MILF de belleza superlativa y aspecto delicado que coquetea con el rol de madrastra a sus espaldas.

Así que para aquellos que pensaron que iba a comenzar a filmar escenas cuádruples anales (estilo Legal Porno de 7 vs 1) ya os podéis despedir de esta fantasía. Las pocas veces en las que ha demostrado que en sus fueros internos almacenaba la suficiente energía sexual para enfrentarse a dignos y sacrificados desafíos sexuales ha sido la excepción de la regla y dudamos de que alguna vez vuelva a repetirlo.