in

Las armónicas tetas checas de Rachel Evans

Países como la República Checa son un semillero de modelos eróticas y camgirls que terminan haciendo el trasvase al circuito europeo pornográfico. Nombres como Little Caprice o Ana Rose hicieron sus pinitos frente a la webcam antes de terminar en sets profesionales de rodaje y la lista podría ser infinita si incluimos a grandes inmortales como Silvia Saint y Monica Sweetheart. Así mismo están al día en contenido amateur, es solo cuestión de googlear «Czech Amateurs» y encontrarás un sinnúmero de hermosuras cuyos nombres son desconocidos. Una de estas anónimas que ha establecido sus propios proyectos en el portal de PornHub es Rachel Evans, una performer especializada en el sexo furtivo en los ascensores que tras superar la edad legal se dedica en cuerpo y alma a dar solvencia a unas preciosas tetas que nos evoca a las mejores épocas maternales.