in

Rebel Lynn empalada analmente por Chris Strokes

El pollón de Chris Strokes no es apto para muchas pornostars. Sus 26 centímetros de longitud horizontal son demoledores para la mayoría de chicas estrechas de vagina. Y es que el actor estadounidense es un auténtico adonis para el porno, con unos abdominales como la tabla de planchar y un pecho cincelado como una escultura griega. Es por eso por lo que la starlet Rebel Lynn saca fuerza de flaqueza para introducirse su herramienta, no sin antes seguir a rajatabla una sesión preparatoria de masturbación anal, con dildos y juguetes de plástico, para ensanchar la cavidad y que posteriormente en el esfínter cupiera el susodicho pene. Después de todo, la rebelde de Rebel, valga la redundancia, resulta no ser tan rebelde cuando se enfrenta a un titán.