Search
Generic filters
Filter by Custom Post Type

Revisión ginecológica a una madura

Dicen que las mujeres cuarentonas que han tenido una vida sexual activa solo piden anal. Tiene sentido. Después de haber parido y haber realizado incontables prácticas sexuales, la vagina se ensancha impidiendo que quepa una polla justa y negando el placer a la madura. Para resolver este problema acuden a ginecólogos cuyo ética profesional deja mucho que desear. Éstos solo tienen en mente aprovecharse de las maduras desesperadas que se sientan sobre el sillón ginecológico. Es lo que acontece en esta escena de abusos y dominación sobre una paciente en la consulta médica de la productora Kink. La mujer madura desea que le toque en esos puntos que ningún hombre ha conseguido descubrir. Él, quiere aprovecharse de esa confianza basada en el respeto por los médicos. Empezando sobado sus tetas y siguiendo de ser masturbada, termina atada y siendo azotada en sus nalgas al más puro estilo BDSM.


Más porno relacionado