in

Scarlet Chase, una verdadera fuente de chorros propulsada

La deslumbrante creadora de contenido Scarlet Chase, también conocida como SecretCrush en el mundillo del porno semiamateur, ha multiplicado sus originales performances sexuales gracias la compañía del Ángel Malvado (Evil Angel). El estudio de John Stagliano apostó todo por las sesiones masturbatorias de la starlet y puso a su servicio juguetes lúbricos que parecen haber salido de la imaginación de algún pervertido. Por ejemplo, los consoladores de vidrio transparentes, con forma de sacacorchos, que ha utilizado la pervertida rubia australiana en su última coreografía masturbatoria: «Glass Dildos Make a Squirting Fountain». Un vídeo cuyo lapidario título nos adelanta que no solo abrirá su culo como una botella de champán, también hará virguerías en sus dilatados orificios hasta terminar empapada de sus propios fluidos corporales.