in

Una noche salvaje con la latina Serena Santos

No es ni la primera ni la última latina de pura cepa que pisa el noctámbulo estudio de Blacked Raw, pero puede que el debut de Serena Santos sea un punto y aparte en la política sexual de la compañía pornográfica fundada por Greg Lansky. Si hace unos meses Vicki Chase y LaSirena69 ya dejaron un embriagador aroma hispanoamericano, ahora esta cubana tetuda de apenas 23 añitos pone su melosidad caribeña al servicio de las fantasías de los hombres norteamericanos. Una escena en la que, por suerte, confirma que sigue en el candelero del ñogo ñogo —hace 2 años nos dio un susto desapareciendo de Twitter— demostrando además que quiere continuar en el negocio rodando algo más que monótonas y aburridas escenas de la furgoneta de Bangbros, sitio web donde empezó rebosante de vitalidad.