Search
Generic filters
Filter by Custom Post Type

Categoría: Sexo Anal

Vídeos de Sexo Anal profundos y dolorosos

Categoría Sexo anal

Todos los pornófilos saben cuál es la temática de los vídeos porno de sexo anal. En ellos salen a escena actrices que realizan impresionantes penetraciones en culos abiertos, una práctica también llamada sodomía. Algo de lo más buscado en internet y motivo por el cual en nuestra web de JaqueMateAteos tenemos una extensa colección de escenas de sexo anal donde una polla metida en un culo es la protagonista indiscutible.

Hay que decir que en el libro manual del Kamasutra se dibujaban numerosas escenas donde la mujer sufría una follada por la parte trasera del cuerpo. Esta controvertida práctica sexual ha sido usada y prohibida por igual a través de la historia del ser humano, de las diversas sociedades o clases sociales.

Penetración anal en todas las culturas

Todo vídeo porno donde se introduzca el miembro viril por el ano de una mujer está considerado pornografía de penetración anal. También cualquier objeto introducido por su esfínter femenino que tenga como fin el placer del sexo por un culo bien abierto. Y es que es fácil lograr un orgasmo mediante la estimulación adecuada del recto.

Sexo griego

También llamado sexo griego por ser la primera civilización que lo practicaba de forma asidua no siendo tabú. Era una práctica extendida la sodomización de la mujer en la polis griega.

Para realizar adecuadamente una estimulación por el ojete a una mujer, previamente hay que realizar una concienzuda limpieza anal. Esto es debido a que hay que eliminar los restos de heces del intestino y del recto para que en la escena no se va como algo sucio. De lo contrario esta práctica sexual pecaría de estéticamente fea.

Mujeres enculadas en vídeos porno

Un requisito indispensable para encular a una mujer es que esta no padezca de hemorroides. De lo contrario, podría resultar un sexo anal doloroso para ella. No son pocas las que han gritado y no de placer cuando se la metían por el culo.

Hoy en día follar por el culo está más asumido y la cantidad de parejas que practican este arte sexual milenario se cuentan por millones. La pornografía sobre esta categoría pornográfica ha sido de gran ayuda para hacer proliferar esta práctica sexual a todos los ciudadanos del mundo, al menos a los más viciosos.

Coito anal contra la monotonía sexual

Todo hombre anhela meter su polla en el culo de una mujer, aunque a ella le parezca una práctica pornográfica sucia indeseable que no debe realizar. Por eso muchas chicas se dejan abrir los culos, para hacer que sus novios y maridos sigan enamorados de ella como en el primer día. Un sacrificio rectal doloroso por el bien de la parejita.

A los hombres, por otra parte, les encanta tener metido el cipote en el ojete de una dama y ver que sus huevos rebotan en sus nalgas. Es el placer más sibarita de todo adicto al porno.

El gape: la última frontera del sexo anal

Es inquietante como prácticas sexuales casi extremas se abren paso por la categoría porno de romper ojetes. Hablamos del gape (apertura), una práctica inquietante que consiste en alcanzar la máxima dilatación del esfínter trasero. Una distensión anal en la que quepa cualquier polla por grande que sea. Incluso se pueden introducir objetos dentro del recto y acercar la cámara para ver el diámetro del agujero del culo.

La apertura gape del ano (anal gaping en inglés) es una de las cosas más bestias del porno que se suelen ver en temáticas hardcore. Tampoco es para todos los gustos ver las paredes rectales, sobre todo para la starlet que lo sufre en sus propias carnes.

En este acto de hacer un gaping prolongado con el objetivo de abrir el ano por un período largo de tiempo (por lo general dura alrededor de una hora más o menos), la máxima finalidad es sorprender metiendo el más grande todavía y ver como ese culo agradecido es capaz de soportarlo. Algo imposible para cualquier mortal, pero que empodera a cualquier hombre por esa sensación de conquistar un ano extendido de par en par.

Dificultades de esta práctica sexual

No son pocas las mujeres que se oponen a realizar esta práctica sexual rectal. Y es que presenta una problemática conocida por todos. El ano de la mujer no está hecho para meterse pollas ni consoladores, de ahí estriba la dificultad de introducirse cualquier miembro viril por el orificio. A pesar de ello la insistencia de los hombres con el tema puede permitir que hagan un pequeño inciso para alguna ocasión especial y dejarse ser folladas por la parte de atrás.

Cómo practicar correctamente el sexo anal

Muchos han sido los sexólogos que han discutido sobre el tan polémico tema del sexo o coito anal. Y es que dispone todo un elenco de practicantes, así como de detractores. Su realización no está exenta de riesgos pues, aunque no lo parezca, está incluida dentro de las prácticas sexuales extremas e incluso de las parafilias según algunas culturas o creencias.

No vamos a tratar el tema desde la vertiente homosexual o gay ya que este colectivo está obligado a realizar el coito por el esfínter porque no tienen más agujeros con los que follar. Es el único orificio que tienen para disfrutar de una penetración profunda.

Las actrices porno siempre se dilatan el culo previamente con dildos metidos en su ano y emplean lubricantes para que no les rompan el ojete. La preparación previa es muy importante, así como la dilatación de los esfínteres. Se necesita de ejercicios para fortalecer el esfínter de las mujeres y que puedan hacer penetraciones anales en condiciones.

En la vida real las mujeres muchas veces presentan un culo o ano bastante feo que dista mucho de poder grabar una escena de penetración rectal complaciente. Tienen pelos en el culo, lo tienen de color oscuro y lo peor es cuando al meterse una polla por el culo les sale la mierda a borbotones porque no se han hecho una buena lavativa.

Esto es el impedimento por el cual no se hacen tantos vídeos porno de sexo anal como gustaría. Además, las chicas reales son demasiado comedidas para darles por su trasero. Si tienes la oportunidad de agenciarte de una chica que lo permita no te separes de ella nunca.