in

Skylar Vox y el gusto por las tetas desparramadas

Uno de los temas recurrente en los foros especializados de tetudas es hablar largo y tendido acerca del tamaño, forma y consistencia de los pechos de las pornostars. Por esta misma razón Skylar Vox (nosotros la descubrimos y la nombramos con su otro apelativo, Dylann) siempre está en la picota de los pechófilos que se desviven por sus tetas desparramadas, que además de ser uno de los ejemplares más hermosos que hemos visto, encabezan la nueva ola de advenedizas que se aproxima para este 2020. Tanto de rubia como de morena (no para de cambiarse el look teñido) su cuerpo es una locura, una bomba de sexualidad natural que está a punto de explotar en cualquier momento y provocar una extinción masculina masiva. En esta ocasión vuelve a darnos una bofetada de belleza en Lubed en la que pide a gritos una dosis extra de aceite para la irritación de sus partes sensibles.