in

La revisión del squirt de Tiffany Watson

Se convirtió rápidamente en una de las chicas más solicitadas de la industria por su increíble capacidad para expulsar chorros de fluido femenino provenientes de su vagina (lo que en el argot pornográfico se conoce como squirt) y gustó tanto en la comunidad de pornoliers que todos los años se le revisan los bajos fondos como si se tratara de un coche en la ITV. Este 2020 la oriunda de Idaho pasó por la productora Bang! y se sometió a una minuciosa comprobación genital («Squirt Squad 2») para demostrarnos que su potencia de fuego vaginal —su capacidad para que de su coño expulse un géiser— sigue intacta. Y de paso recordarnos que su experiencia en el anal es tan elevada que resiste perfectamente un encuentro sin piedad con el actor James Deen. Un ejemplo de constancia y voluntad.