Search
Generic filters

Actrices Porno: Peludas

Actrices porno peludas: la secta del matojo

Las actrices porno peludas son mujeres que enseñan orgullosas los chochos peludos sin importar la cantidad de vello que tengan, dejando de lado la depilación. Esta estética es muy buscada entre muchas chicas que quieren lucir una imagen más natural del cuerpo humano. No se avergüenzan para nada de ser mujeres peludas haciendo porno, más bien al contrario, son algo muy buscado y deseado en la industria del cine para adultos.

Las actrices porno peludas tienen una categoría propia específica donde enseñan su cuerpo peludo. Aunque esto casi siempre se circunscribe al pubis de la actriz peluda, porque en el resto de su físico no tienen ni un pelo salvo en la cabeza (inclusive las japonesas). Al menos es lo deseable.

Mujeres peludas metidas en el porno

La mayoría de estas mujeres peludas que se dedican al porno suelen ser lesbianas, abuelas, y maduras peludas. Las de menor edad se suelen quitar todo el vello para mostrar una imagen de si mismas más limpia y pulcra. No tiene nada que ver con la higiene, sino con una estética más acorde a los nuevos tiempos. El ser una mujer con pelo está pasado de moda.

Los enredosos vídeos de peludas XXX

Se denomina el porno de peludas XXX a la expresión en inglés «hairy». Mujeres peludas que se dedican a grabar películas porno con pelos en todo su físico. Son las llamadas escenas «hairy videos» en donde descubren el vello quitándose todo mientras se dedican a follar como pornostars que son.

Prepárate para ver en el porno hairy a un montón de actrices velludas trabajándose su carrera cinematográfica sin cortarse ni un solo pelo de su cuerpo. No se corta nada.

Peludas follando sin depilar

Las pornostars con demasiado pelo cuando se ponen a follar parece que estén juntando velcro con velcro. Son auténticas peludas follando y para conmemorar su trabajo las hemos reunido todas en una categoría especial llamada actrices porno peludas que no te defraudará por esta estética atípica solo apta para los más sibaritas.

 

Chochos peludos: entrepiernas con pelambreras

Los chochos peludos son la auténtica salud en la entrepierna de una mujer. Que una chica tenga una vagina velluda es una muestra de estética que se aleja de las escenas porno. Hay muchos hombres que sienten auténtica devoción por ver, sentir y tocar un coño peludo. No estamos hablando de un chocho con un poco de vello, sino de un muy tupido y denso matojo de pelos en el pubis femenino.

A primera vista denotan un aspecto más natural y salvaje del sexo, tus ojos se centran sobre esos chochos peludos y te olvidas del resto del cuerpo. Es como una señal de que te tienes que fijar en ese oscuro sitio donde hay pelo en la matriz de la mujer. Esa zona púbica frondosa o monte de Venus que no se ha depilado en meses y tiene aspecto de lanudo.

 

Autenticos felpudos en los vídeos porno

Aunque parezca difícil de creer, los chochos muy peludos junto con las pollas pueden contribuir a crear mayores sensaciones en los participantes de la follada. Muchas veces los hombres se sienten fascinados en el juego previo de tirar y jugar con esos pelos sobresalientes de los coños.

Es recomendable o se puede observar que es preferible un chocho peludo a una polla con pelambrera, ya que las mujeres suelen ser un poco quisquillosas en ese aspecto y no lo ven como algo a lo que se le puede sacar provecho durante la relación sexual.

Coños peludos en las mujeres mayores

Actualmente no se observan en los videos porno demasiados coños peludos. Ahora se llevan los coños completamente hermosos, sin nada o con muy poca pelusilla en el potorro, rojizos y carnosos. Pero eso no suele ocurrir en todas las mujeres ya que cada una es diferente al igual que sus vaginas.

La mayoría de estos pubis mencionados son bastante atractivos, pero como se sabe que los videos pornográficos son para todo el público existirán muchos hombres que prefieran contemplar a una mujer lo más natural posible. De esta forma, viendo un coño peludo de una mujer les hace sentir un poco más realista el acto carnal.

Vaginas con pelos de diversas longitudes

Un punto en contra a la tendencia de tener los chochos peludos es a la hora de practicar sexo oral con una chica. No resultaría muy satisfactorio para todos los hombres introducir su boca o su lengua en un chocho peludo, puede que no por asco sino por las sensaciones no tan productivas que puede hacer sentir este en la cara.

Cuando estás viendo vídeos o fotos de coños peludos en el momento de ver porno, notaras que la mayoría de estos coñitos enmarañados solo contienen vello en lo que se suele llamar su frente (pubis) y el resto suele estar depilado con el propósito de dar una apariencia más natural. Esto da mucho juego durante una follada ya que una buena corrida en coños peludos deja un monte de venus con apariencia de nevado.

 

Chicas con «hairy pussy»

Se ha creado una tendencia actual contracorriente acerca de la estética genital excesivamente depilada que lucen las mujeres. Lo normal es eliminar el pelo púbico mediante alguna técnica, pero unas pocas se resisten a esta limpia moda. Lucen su entrepierna bien frondosa, se hacen vídeos o fotos de su chocho peludo llamado en inglés «Hairy Pussy».

Incluso han llegado a filmarse con el coño lleno de pelos practicando sexo, tanto en solitario como con acompañantes. Hay quien dice que esta imagen es sucia pues el vello púbico abundante se pringa de líquido vaginal. Otros dicen que es mejor porque en el pelo se retiene mejor el olor a coño frondoso.

En cualquier caso, en todos los videos hay alguna rebelde que lleva un buen matojo y tenga un ‘hairy pussy’. Algunos sinónimos que hacen referencia al término que alude a ‘Dónde hay pelo hay alegría’ son: Una mata de pelo, una concha con pelos, una vulva lanuda, unas partes pudendas densas, el chichi con barba, un chumino piloso o el felpudo.