A Valentina Nappi le falta la chispa de la vida

En cierto modo Valentina Nappi tiene el título a la profesional más fría de la historia. Nuestra afrodita italiana lo tiene todo (bello rostro y un culo de pantagruélico) salvo actitud, cualidad indispensable en una pornostar si quiere llegar a buen puerto y, aunque recientemente nos haya sorprendido gratamente con un DAP muy esperado por sus seguidores, sigue careciendo de la chispa de la vida que enciende los ánimos de la comunidad pornófila. Un caso muy similar y que nos recuerda a Little Caprice, una belleza absurda y a veces hasta aburrida por ser solo un envoltorio bonito. Lo podemos comprobar en el especial de San Valentín que Brazzers lanza este año junto con Jordi El Niño Polla, vemos como a la diosa napolitana le falta carisma y brillo en una actuación apagada y débil que pone de relieve sus insuficiencias.


¡Vótame!