in

Venera Maxima juega en la liga del softcore de Vixen

¿Recordáis a la guapísima ucraniana Polina Max? Aquella pornostar del Este de extraordinaria belleza —su melena rubia platinada rallaba lo sublime— cuyo ano era un portal interdimensional por rodar DAP y DP en Legal Porno, así como tragarse cualquier rabo que entrara en su campo gravitatorio. El caso es que ha vuelto a ser noticia en la actualidad pornera por haber cambiado su nombre artístico. Ahora se hace llamar Venera Maxima, un apodo del latín clásico con ciertas reminiscencias al Imperio Romano. Pero su pseudónimo no es solo lo que ha modificado, por lo visto se ha metido a jugar en la liga del softcore de Vixen. Una tesitura muy apropiada con su imagen de delicada ninfa terrenal que se deja seducir por el pollón español de Alberto Blanco, un rostro habitual en el departamento europeo de la productora.