in

Las operaciones estéticas de la venezolana «La Sirena» le pasan factura

El alias de LaSirena69 —sobrenombre con el que se conoce a Antonella La Sirena en Estados Unidos— es casi tan falso como su cuerpo operado. No me malinterpretéis, la venezolana sigue siendo una de las mejores starlets del momento, tanto en latinoamérica como en USA. Es un monumento andante que acelera el ritmo cardíaco de los seguidores del porno más mainstream, pero sus últimos retoques físicos son una chapuza que parecen haber sido hechos por el carnicero del barrio. El efecto de doble burbuja en sus senos por unos implantes mamarios mal colocados, la forma antinatural de su abdomen resultado de liposucciones agresivas y el aspecto celulítico de su trasero por el implante de la grasa extraída del abdomen, hacen que nos arrepintamos un poco de haberle puesto la faja de bomba sexual. Pero solo un poco ¡eh!