Anna Bell Peaks confiesa sus fetiches más oscuros

El porno gonzo es un registro pornográfico que no todas las pornostars están dispuestas a realizar. Desnudar el alma y narrar las experiencias sexuales personales más íntimas e inconfesables para que los espectadores conozcan de primera mano la personalidad, es algo mucho más instrusivo que la polla más larga dentro de sus úteros o la escena más brutal de sexo jamás filmada. Por suerte siempre existirán starlets que no les importe confesar sus fetiches sexuales más escabrosos. Estamos hablando de la hermosísima pin-up Anna Bell Peaks abriéndose en cuerpo y alma para el estudio de BangGonzo y confesando sus más oscuros secretos en el porno. La estrella alternativa del altporn de tatuajes coloridos deja claro que es una mujer fascinante que sigue en la cresta de la ola y que destaca siempre un peldaño por encima del resto gracias a escenas como estas que rompen con el porno argumental.