in

La tregua sexual de Alicia Williams

Ni la mente más maquiavélica pudo llegar a imaginar como la virginal Alicia Williams (chiquitita y delicada) se dejó liquidar el culo por una polla negra de 27 centímetros. Una difícil plaza para toda actriz que adolece de estrechez de orificios e intestino irritable. Y es que su precocidad sexual es diametralmente opuesta a lo que evoca su imagen angelical. Una dulce envoltura que hace trizas cualquier corazón masculino cuando entrega su asterisco. Por eso vamos a concederle una tregua y moverla a un nido mucho más indulgente: el de Passion-HD. Un estudio de morro fino que la aleja definitivamente de los enfrentamientos con hombres superdotados y solo tiene que dejarse llevar por una sesión de sexo agradable.