in

Alina West pagando una deuda interracial

La protagonista del siguiente vídeo, Alina West, va a sufrir los pecados de su padre por el juego y a padecer los efectos colaterales del mundo de las apuestas. Al parecer su «viejo» debe mucha pasta a un peligroso negrata que le amenaza de muerte en su propia casa. No le queda más remedio que cobrarse la deuda con el cuerpo de su preciosa hija Alina. La pesadilla de todo progenitor hecha realidad. Los agujeros de la pequeña no dan más de si ante el miembro del mandingo, que goza cuando se cobra su pago. La productora porno Exxxtra Small, especialistas en mezclar chicas pequeñas con pollas monstruosas, suele echar mano de este clase de escenas interraciales para grabar sus producciones. La anatomía de los mandingos facilita mucho el trabajo por motivos obvios, y éstos saben exprimir su esencia al máximo.