in

Ava Koxxx, la amazona inglesa destroza a los actores afroeuropeos

Los imponentes 191 centímetros de altura convierten a Ava Koxxx en una intimidante amazona inglesa, una de las pornotsars más altas del mundo. Pero es que además, la jirafa de Birmingham también es insaciable en el plano sexual y tiene una apabullante anatomía, tan desproporcionada, que deja en ridículo a sus partenaires masculinos. Esas son las poderosas razones por las que la directora Julia Grandi, mente creativa de Blacked, ha decidido apostar muy fuerte por la starlet inglesa de 37 años. Solo hay que ver como el musculoso afro-holandés Aaron Rock es un juguete entre sus manos cuando sus abrasadoras curvas —es propietaria de unas surrealista tetas hipersiliconadas— se encaprichan con él.