in

Angel Wicky doblega la voluntad rusa de Selvaggia

Casi es una delicatessen encontrar en Legal Porno una escena lésbica entre tanta testosterona que fluye por pollas de más de 25 centímetros. Después de todo no es ningún secreto que en el estudio de los holandeses depravados hay un exceso de masculinidad que no deja hueco a encuentros sáficos entre mujeres. No obstante, siempre hay honrosas excepciones como la que atañe a este post y en la que se encuentran presentes dos pornostars europeas que durante unos minutos disfrutaron de su lado más lésbico.

Estamos hablando del encontronazo que tuvieron Angel Wicky y Selvaggia en un pequeño fragmento al inicio de este vídeo. Dos starlets del Este habituales en este habitáculo de sexual extremo —la extensa filmografía de ambas en la compañía supera con creces las 20 escenas— que en esta ocasión han disfrutado de su lesbianismo antes de pasar a la acción grupal. Aunque eso sí, nada de caricias o arrumacos, entre estas cuatro paredes ni los encuentros entre mujeres escapan del acentuado espíritu sexual agresivo sello del estudio.

Por ello estas dos candidatas han representado fielmente el género de la casa, todo un ejercicio de dominación femenina por parte de la checa Wicky sobre la voluntad de la rusa Selvaggia Babe, atada a una cruz de San Francisco, en la que deja meridiano que es una dama versada en enfrentamientos sáficos de alto standing.

De Angel Wicky ya lo hemos dicho todo, un bellezón con figura hipervoluptuosa que se ha ido moviendo en el porno a lo largo de 9 años con una solvencia casi absoluta, como una veterana de carnes trémulas que escandaliza con solo cruzarse a tu paso. De ahí el sobrenombre que le pusimos en esta santa casa como la checa de la curva anatómica, una mujer de mirada candente y físico contundente.

Por otra parte en esta ocasión la chica nueva de la oficina es Selvaggia, una rusa con un amplio currículum a sus espaldas en este mismo estudio hardcore. Entre sus fechorías se encuentran orgías masivas donde las pollas son tantas que no se pueden contar con una sola mano, al igual que los centímetros dilatados de sus orificios. Pese a su edad y ser un rostro relativamente joven (tan solo tiene 22 años y comenzó en 2016) pocas prácticas sexuales se les escapan a esta moscovita de culo prieto y fauces voraces: gangbangs, dobles penetraciones, fistings, faciales, rosebuds…