in

El culo de la francesa neogótica Arabelle Raphael, un fetiche altporn moderno

Cuando uno contempla las demoledoras curvas de Arabelle Raphael, enseguida percibe en el ambiente esa fuerza siniestra característica de las Suicide Girls que la ata a las corrientes más alternativas del porno. No obstante, la francesa de estética gótica y tenebrosa —salvando las diferencias tiene un aire a Katrina Jade— reside en Norteamérica desde hace décadas y tiene un trasero tan apabullante que puede permitirse el lujo de transitar por variados subgéneros del cine equis. Un valor añadido que le permite presentarse en los aposentos semiprofesionales de Lady Fyre y ser una bella voluntaria en la película «Big Oiled Butts». Una de esas cintas donde experimentadas damas de la oscuridad, con tatuajes de índole carcelario recorriendo sus voluptuosos cuerpos, son el fetiche sexual favorito por follar con una seguridad aplastante.