in

La insaciabilidad sexual de Asa Akira

El titulo «Asa Akira Is Insatiable» de Elegant Angel fue uno de los showcase más espectaculares de la historia de la pornografía destinado íntegramente a engrandecer la figura de la legendaria japoamericana. Y no lo decimos nosotros solamente, toda la comunidad pornófila y el criterio profesional de los AVN Awards se pusieron de acuerdo para premiar a la más grande pornostar asiática que ha parido este mundillo de diosas y bestias. Un clásico instantánteo del 2010 en el que era sometida al vandalismo anal del francés Manuel Ferrara por primera vez en su vida, amén de su primera doble penetración con el ucraniano Erik Everhard y el que por aquel entonces todavía no era su futuro marido, Toni Ribas.

Dirigida por la galardonada directora Mason cuando todavía no había emigrado su talento artístico hacia Hard X, la cinta convirtió rápidamente a la neoyorkina de ascendencia japonesa en una de las reinas anales de Norteamérica, hasta el punto de sacar una 2ª y 3ª parte, logrando capturar a la sensual diosa nipona en su máximo apogeo sexual y provocando que saliera victoriosa con un doblete de premios AVN 2011 en su categoría: mejor anal y mejor doble penetración.

A partir de aquí su ambición (y su agujero trasero) se transformó en un auténtico agujero negro de galardones: URBAN X, AEBN, XBIZ, ROG Awards… nada escapaba de la trayectoria de este suculento sushi oriental y cualquier ejercicio de sexo filmado que protagonizara pasaba al instante a petrificarse como un recital de folladas desenfrenadas y un despliegue de ninfomanía desatada. No en vano, sus actuaciones siguen siendo aclamadas por el gran público y está catalogada como una de las mejores pornostars de raza asiática de todos los tiempos.