in

La guapísima Asia Vargas, un escondido e insólito fruto del mestizaje latino-asiático

Que jamás hayamos hablado de la exótica colombiana Asia Vargas nos hace sospechar que el radar de cazar talentos de JaqueMateAteos está estropeado. Esta trotamundos de 34 años es casi una desconocida a pesar de haber aparecido en cincuenta escenas entre 2021 y 2022. Fruto de un insólito mestizaje latino-asiático, la bogotana es sin embargo desconcertantemente bella, tanto que es imposible no mencionar su parecido asombroso con la mexicano-estadounidense Vicki Chase. Su rostro emerge de algún lugar entre Seúl y Bogotá. Un mestizaje improbable que la transforma en un animal exótico ideal para ser destacado por estudios profesionales como Met-Art o Blacked.

Nació y se crio en Colombia, pero sus padres eran surcoreanos y por vicisitudes del destino fue descubierta en España por Ramiro Lapiedra, el mismo cazatalentos que sacó a flote a Zuleidy hace 15 años y siempre pone su rimbombante apellido Lapiedra a sus productos femeninos. Por lo visto, este viejo rufián pilla todo lo que encuentra por el suelo del porno ibérico.

Comenzó su carrera pornográfica en mayo de 2021 con SexArt, para una escena lésbica con la alemana Kenian Zawaadi, y hasta el momento ha actuado en una impresionante lista de créditos que incluye múltiples apariciones para MetArt, PornBox, Jacquie y Michel Elite, Premium Bukkake, Dorcel, Badoink, 21st Sextury y Tushy Raw.

Vino de fábrica con una predisposición fabulosa para la sodomía, lo que nos indica que tiene una cabeza muy bien amueblada para esto del fornicio filmado, y que además le ha servido para hacer su debut en la excelsa ButtMuse, la nueva serie de Little Caprice y Marcello Bravo en la que profundizan sobre el concepto del arte pervertido del sexo anal. Un elegante encuentro con temática fetichista titulado «The fine Art of Anal Sex» en el que Marcello la domina a su antojo y exporta sus virtudes latinoamericanas por todo el globo terráqueo.