in

Little Caprice libera su primera doble penetración

Los seguidores de la bellísima Little Caprice están de enhorabuena. La sílfide checa vende desde su propia página oficial, «Little Caprice Dreams», una de las prácticas sexuales más codiciadas, su primera doble penetración. Un sueño hecho realidad para su legión de espectadores, fanáticos que tienen a Markéta Štroblová como parte de la cultura de Internet. Finalmente, y tras rescindir su contrato con Vixen Media Group, la starlet ha sido tentada al lado oscuro del porno semiprofesional y está empezando a soltar primicias en privado. Esperemos que sea el comienzo de una bonita amistad entre el sexo artesanal y el modo hardcore. Eso sí, la escena cuesta la friolera de 400$ y uno de los integrantes es su odiado marido, el también actor Marcello Bravo.