in

El porno más oscuro de Bella Rolland

Aunque la órbita profesional de la trigueña Bella Rolland haya acabado en los derroteros más comerciales del porno anal, en sus preámbulos —a principios de 2019— la espigada starlet dio rienda suelta a sus orgasmos más apasionados en brazos del guaperas malote James Deen. Justo cuando era una novata de los nuevos lotes de reclutadas de la fábrica Pornfidelity, donde el mastermind Ryan Madison se dedica a grabar ese sexo con pinceladas oscuras y angustiosas en el que las actrices son sometidas a toqueteos de dudosa moralidad. Una lástima que no siga ampliando su historial con esta clase de revolcones dominantes y coreografías sexuales que necesiten de la conexión de los actores. Fruto de esa libertad creativa del estudio que iba in crescendo, subiendo de revoluciones hasta explotar en un clímax que se siente real.