in

Blake Blossom, la joya oculta de ExCoGi

Con la naturalización de la pornografía se ha logrado que una nueva generación de chicas asuma sucias prácticas sexuales como algo normal. Hace 20 años atrás era inimaginable y rarísimo que una mujer permitiera una copiosa corrida en la boca. Hoy no solo eso, sino que las adolescentes veinteañeras lo muestran como un triunfo. Es por eso que estudios del ramo amateur como Exploited College Girls (ExCoGi) no da a basto haciendo castings a novatas universitarias. Eso sí, no todas las especímenes de féminas que se presentan voluntarias son como Blake Blossom, una inexperta de 20 años tan ingenua que cuando el personal encargado de dirigir el casting le preguntó si su madre sabía lo que estaba haciendo, ni corta ni perezosa la llamó al móvil para confirmar al equipo de rodaje de que efectivamente estaba al tanto.

Una anécdota que eleva el morbo por las nubes si es que el cuerpo sin mácula de Blossom no era suficiente acicate, porque esa es otra, estamos ante una de las creaciones más perfecta del universo. Una tentación rubia de doble combo demoledor: cara preciosa y tetas increíbles que matan a cualquiera de solo mirarlas. Curvas naturales en los lugares correctos, incluido un culo que nos hace agua la boca, aunque como es obvio el trabajo ante la cámara todavía le falta rodaje.

Así que solo nos queda cruzar los dedos para que tras probar suerte en el sexo filmado acabe teniendo una relación cordial en esta industria que tritura carne fresca sin contemplaciones.