in

Brenna McKenna debuta en el arte del bombeo doble

El fundador del estudio DPDiva —el aclamado maestro Claudio— no se han estrujado los sesos con el nombre de su creación. En su lapidario título se refleja fielmente el ejercicio sexual al que se van a someter las actrices contratadas y está claro que la productora quiere promocionarse en el circuito porno americano para ser la puerta de entrada a las primeras dobles penetraciones en el currículum de las starlets. Así ha sido en la carrera de Brenna McKenna, aquella pornostar de alma «Inked» que vendió sus recovecos anales a Mike Adriano a cambio de experiencia sodomita. Ahora quiere marcar su debut en esta impactante maniobra sexual con este desafiante encuentro de penetraciones rápidas con Michael Stefano y Ramon Nomar.