in

Brenna McKenna, otra esclava anal por contrato de Mike Adriano

Recién salida del horno, con 27 años, unos preciosos ojos de mirada cristalina y un cuerpo empapado de tinta muy similar al estilo gótico de Charlotte Sartre, Brenna McKenna no podía empezar de mejor manera su aventura pornográfica. Lo decimos por su contrato exclusivo con el afamado director californiano Mike Adriano, que le ha prometido un trío escenas anales —en riguroso orden cronológico— en sus principales estudios de vanguardia: True Anal, All Anal y Anal Only. Por lo visto, la starlet de Nueva Jersey pretende conseguir una cátedra en asuntos anales y que mejor manera que someterse a un curso intensivo de sodomía en los mejores patíbulos rectales. Un privilegio (o martirio, según se mire) el de esta morenaza tatuada de look postmoderno que hasta ahora solo ha sido logrado por otra pornostar, la aniñada Dixie Lynn.