in

Carolina Alcázar: la presentadora escotada del programa de automoción «Más que Coches» (MQC)

En la parrilla televisiva española, repleta de mujeres con escotes hasta el infinito, la competencia es tan feroz que las cadenas tienen que exhibir a las presentadoras más despampanantes para robarse audiencia. Así nació Carolina Alcázar (38 años) y el programa semanal de automóviles «Más que Coches» (MQC). Nos referimos a aquella famosa rubia con delantera enloquecedora que no tenía ni el carnet de conducir y sin embargo, presentó durante 14 años (se dice pronto) un espacio destinado al mundo del motor y a coches deportivos. ¿Cómo una mujer sin la formación adecuada puede presentar un programa del sector automovilístico durante más de una década? Seguid leyendo.

La presentadora gaditana, que fue azafata en eventos de ‘tuning’ durante su juventud, sostuvo a la audiencia por una sencilla razón: nos enseñaba un impresionante canalillo del pecho metido en vestidos espectaculares que realzaban su explosiva silueta femenina. Y ya si eso, de pasada, hablaba de coches. Un éxito muy similar al de Forocoches, que se habla de todo excepto de coches.

A lo largo de sus muchos episodios, vimos las tetas de Carolina Alcázar metidas en toda clase de escotes, tops y sujetadores provocativos para hacer las delicias de los amantes del motor. Daba igual las novedades que nos tuviera que contar. Su público fiel, la mayoría masculino, sintonizaba Telecinco para quedarse embelesados con los sexys detalles de su arrollador físico. Su atractiva presencia era un reclamo tan poderoso que, rápidamente, se hizo popular tan solo presentando este espacio de motor automovilístico, pues sus calenturientas aperturas encendían los motores de los televidentes.

A raíz del éxito de su espacio televisivo, destinado a la velocidad, le han dado otras ofertas como ser colaboradora del reality Gran Hermano. El poder mediático la convirtió en una pequeña celebridad de Mediaset y empezó a participar en las tertulias de «Sálvame», ya sabéis, el típico ‘feedback’ de la cadena rosa. Salió también en Divinity dirigiendo el programa «De Lujo», destinado a los amantes de los entornos paradisíacos, hoteles selectos y tiendas de moda a la última.

Respecto a su pasado, decir que sus primeros trabajos fueron como modelo y azafata de grandes premios de Fórmula 1. Sus generosos atributos femeninos (aunque sean de silicona) le han valido ser considerada como una de las presentadoras más sexy de la pequeña pantalla. Tiene varias cuentas por las redes sociales y en Twitter, donde presenta más actividad, la voluptuosa gaditana sube fotos para que sus seguidores alaben su privilegiada anatomía.