in

El macizo culo a medida de Carry Light

La implacable plataforma pornográfica PornHub vuelve a darnos otro perfil amateur al que se le ha unido millones de pajilleros incondicionales de todas partes del mundo: la camgirl Carry Light. Estamos ante una espectacular rubia de Estados Unidos de 24 años cuyo principal aliciente en su propuesta pornográfica es tener un perfecto culo, tan imponente que nos hace dudar de que la mente sea el órgano sexual más poderoso. Una auténtica locura de ‘derrière’ con el que rompe cremalleras junto a su compinche sentimental, con el que ha protagonizado cientos de escenas caseras.

Según las estadísticas del portal amarillo, Carry Light ocupa actualmente el rango de modelo amateur Nº 73 y tiene casi 600 millones de reproducciones (tiembla Youtube). Algo al alcance de muy pocas aficionadas; las que están tocadas por la varita de la anatomía curvilínea y tienen una mente fértil para imaginativas posturas sexuales. De hecho, cuando se coloca en la posición ‘doggy style’ (la del perrito), el impacto visual de verla a cuatro patas es una imagen tan sugerente que podría detener el mundo.

No lo puede ocultar. La estadounidense es una aficionada al porno amateur y a rodar con estudios semiprofesionales. De hecho, expone sus escenas en las principales plataformas digitales (PornHub, Onlyfans, ManyVids…) con tal gracia y arte que su rostro nunca queda al descubierto. Jamás ha sido delatada su identidad, oculta tras un antifaz, ya que es una chica muy cuidadosa con la cámara y no comete deslices con el antifaz. Algo que alimenta el morbo de saber quien está detrás de este personaje pornográfico.

Y no nos olvidemos de sus pringosos gustos sexuales. Carry Light parece tener una clara desviación en los placeres sexuales que le hace inclinarse por de todo lo que está relacionado con el semen de su chico. Es lo que comúnmente se conoce como una fetichista de corridas, creampies y swallows. Parece estar obsesionada con cualquier secreción corporal masculina que se vierta sobre su precioso cuerpo. Así que nada mejor que una buena compilación repleta de estas prácticas.